El fundador


“Hay algo como una luz en el interior que puede guiar a la gente a actuar de acuerdo con el camino de su vida” *
Bapak Muhammad Subuh Sumohadiwidjojo


Bapak Muhammad Subuh Sumohadiwidjojo nació en el centro de Java, Indonesia en 1901. Murió en 1987 en la mañana después de su 86º cumpleaños. Los miembros de Subud lo llaman cariñosamente “Bapak”, un término de respeto indonesio que significa “padre” o “señor”.

Bapak, musulmán practicante, creció realizando las oraciones islámicas diarias y observando el ayuno anual del Ramadán. En su juventud como buscador espiritual ávido, probó muchos métodos espirituales, tales como practicar una forma particular del ayuno conocido como prihatin, en el cual él reduciría varios placeres, principalmente alimento y sueño. Subuh también practicaría regularmente el dhikr, una forma islámica de oración que reconoce la grandeza de Allah a través de cantos rítmicos y repetitivos.

Además, Bapak buscó el consejo de algunos maestros, incluyendo un sheik sufí. También fue entrenado en Pencak Silat, un arte marcial indonesio, y practicó ocasionalmente samadhi (meditación). A pesar de la sinceridad de sus esfuerzos, se sintió frustrado por estos métodos y encontró poca satisfacción en el consejo de los diferentes maestros que visitó, ya que la mayoría de ellos dijeron que no tenían nada que enseñarle y que finalmente encontraría su propio camino. Como resultado, Bapak dejó de buscar la guía de los maestros espirituales y en cambio se concentró en el trabajo y el estudio.

Como hijo mayor, Bapak se responsabilizó del bienestar de la familia después de la muerte de su padre. Se casó a mediados de los años veinte, tuvo hijos y trabajó como tenedor de libros mientras se preparaba para ser contable.

En 1924 Bapak tuvo una experiencia de las que cambian la vida mientras caminaba tarde una noche. Él describió esta experiencia como ver una bola de luz en el cielo que parecía tan grande y brillante como el sol del mediodía, y que iluminaba el campo circundante. Esta luz fue atestiguada por otros y fue divulgada en la prensa local del día. Describió cómo vio que esta bola de luz caía hacia él y la sentía entrar en la parte superior de su cabeza, las reverberaciones físicas de la cual eran tan fuertes que pensaba que estaba teniendo un ataque al corazón.

Bapak ha compartido esta historia muchas veces, pero siempre tuvo cuidado de enfatizar que no necesitamos creer en su relato de los acontecimientos, al contrario, somos libres de considerarla una alegoría. Ocurriera lo que ocurriera aquella noche, fue, desde entonces, un hombre diferente, y posteriormente despertó en Bapak Subuh  su capacidad de conectar y seguir su propia guía interior que, inicialmente, tomó la forma de movimientos físicos. A medida que su experiencia se profundizaba, su comprensión se amplió y recibió indicios de eventos futuros, que sucedieron, como sus muchos viajes alrededor del mundo.

Después de algún tiempo los amigos de Bapak comenzaron a notar cambios significativos en él y expresaron un deseo de compartir la técnica recibida para el desarrollo interior. Así, en 1933, comenzó a pasar el don del latihan a otros. Lo hizo simplemente entregándose a Dios Todopoderoso en presencia de aquellos que deseaban sentir la energía sutil y transformadora del latihan que todavía recibimos y seguimos en Subud hoy. Si estás interesado en seguir el latihan en Subud, lee la sección ‘Latihan’ que explica más sobre el proceso.

 

* Muhammad Subuh Sumohadiwidjojo, del libro Susila Budhi Dharma.